Tag Archives: seguridad infantil

La seguridad infantil: valor fundamental de los productos Moodelli

Cuando se tienen niños, sobre todo cuando no superan los 4 años, cualquier casa puede llegar a ser un campo de obstáculos para ellos y, por lo tanto, un dolor de cabeza para los padres.
Y es que la mayoría de accidentes sufridos por niños menores de 4 años tienen como escenario el hogar, sobre todo debido a caídas y golpes, que se producen a partir de que el bebé empieza a dar sus primeros pasos. De ahí la importancia de preparar la vivienda antes de que llegue ese momento, de cara a prevenir sustos.

Para ello, hay algunos detalles que tendrías que tener en cuenta:

• No dejes productos tóxicos ni productos de limpieza a su alcance.
Tapa los enchufes para que no pueda introducir los deditos en ellos. Existen retenedores plásticos especialmente fabricados para asegurar los enchufes eléctricos.
Esconde los cables detrás de los muebles.
• Comprueba siempre que no has olvidado objetos de pequeño tamaño en el suelo o a altura suficiente para que los alcance, pues podría llevárselos a la boca.
• Si tienes muebles con esquinas puntiagudas con las que se podrían hacer daño, sustitúyelos o cúbrelas. Para ello, existen protectores infantiles para esquinas y mesas.
• Si tu casa tiene 2 o varias alturas, pon barreras de seguridad en los accesos a la escalera.
• Pon bloqueadores de seguridad infantil en las puertas. Son unos pequeños topes, que impedirán que abran o cierren las puertas.

Por su parte, la guía de la Asociación Española de Matronas en su apartado dedicado a la seguridad doméstica añade, además de las ya citadas, las siguientes recomendaciones:

• Nunca dejar al bebé solo sobre superficies altas o cerca de objetos que se le puedan caer encima.
• Nunca dejar al bebé solo con animales de compañía.
• Comprobar siempre la temperatura del agua del baño.
• No cocinar nunca con el bebé en brazos.
• En el supuesto de que tome biberón, comprobar antes la temperatura.

Como valor añadido a estas precauciones, en Moodelli consideramos fundamental que los propios productos infantiles estén sujetos a todas las normativas e incluyan medidas de seguridad que también contribuyan a garantizar el bienestar de los niños.

Cunas

En este sentido, nuestras cunas cumplen con una doble normativa siendo muy exigentes sus condiciones como minicuna EN 1130-1/2:1996 y como cuna EN 716-1/2:2008 + A1:2013, con la última actualización de finales de 2013.

Cuentan con un sistema que fija el somier sin que el niño en ningún momento lo pueda levantar, jugar con él o quitarlo del sitio. De hecho, aunque es extensible, las dos cajas de la cuna siempre están fijadas para que no pueda pillarse los dedos.

Además, las cunas tienen tres alturas, lo que hace que el producto sea muy confortable para los padres, pero también asegura que cuando el niño pueda levantarse no le sea posible salir por sí solo. De este modo, a la ergonomía y el confort se suma la seguridad.

Por otro lado, los colchones están fabricados con materiales muy transpirables: una cara con espuma de poliuretano y la otra cara de viscoelástico innogel con poro abierto multiperforado para que, si el bebé queda dormido boca abajo, tenga la aireación suficiente para evitar el ahogo.

Cómodas

La cómoda-cambiador lleva un sistema de seguridad fundamental para poder asegurar una mayor estabilidad y fijación del cambiador en la cómoda.
Este sistema es magnético y confiere al cambiador una adherencia muy superior a la normal, debido al uso de imanes de neodimio acoplados en la base del cambiador, que toman contacto con los hierros colocados en la tapa de la cómoda. Esto evita que se pueda volcar el cambiador.
No obstante, todos los cajones llevan un sistema de fijación, un seguro para que los niños no puedan abrir los cajones.
Cumple con la normativa EN 12221-1/2:2009.

Tronas

En cuanto a las tronas, cumplen con tres normativas: la de trona 14988-1/2:2006+A1:2012, hamaca EN 12790:2010 y la directiva europea de silla infantil.

Es un producto muy funcional y versátil pero que ha tenido que pasar por los ensayos más exigentes de tres tipos de normativa diferente lo que le confiere que sea uno de los más seguros del mercado internacional.

Dispone de sistemas de retención del niño activo y pasivo, es decir, con arnés pero también con la retención pasiva para que el niño no pueda salirse de la silla o al menos lo tenga muy difícil.
Por otro lado, las tronas también cuentan con patas antideslizantes.

En definitiva, tener en cuenta todas las recomendaciones mencionadas (a las que podéis añadir tantas como se os ocurran, que nunca estarán de más), así como contar siempre con productos que tengan por bandera la seguridad, es de suma importancia para todos los padres.

¡Cualquier medida en poca cuando se trata de la seguridad de los más pequeños!